La cuarentena y el aislamiento de los adultos mayores



A veces las crisis ayudan a resolver problemas que, por haberse ido armando poco a poco, no habíamos notado… Como una rana que salta del agua que se va poniendo peligrosamente caliente, no porque note que le quema, sino porque alguien se acerca amenazante.

Así puede ser con la crisis del coronavirus que afecta al mundo entero: Forzados a hacer reuniones en línea o a comunicarnos por correo electrónico, tal vez nos demos cuenta de que esas juntas infinitas en la oficina no eran necesarias. Organizando por Skype un café con amigas que viven en nuestra misma ciudad, tal vez notemos que podemos también invitar a las que viven lejos. Incapaces de acercarnos a nuestros abuelos, por miedo a contagiarlos, tal vez nos demos cuenta de que hace semanas que no los visitábamos, por falta de tiempo.

Los abuelos son el grupo más vulnerable a esta pandemia, pero también son los que más se pueden beneficiar de la respuesta que le demos.

La última camada de los llamados baby boomers, esa generación de abuelos jóvenes, está familiarizada con la tecnología. Son personas que siguen trabajando. Tienen cuentas de WhatsApp, Skype, Zoom, Facebook y hasta Twitter e Instagram. Esas mismas herramientas pueden servir para leer a sus nietos el cuento para antes de dormir, para acompañarlos a la hora de la cena o para hacer juntos algún proyecto interesante.

Alrededor de 30 por ciento de los adultos mayores mexicanos, además, viven con hijos y nietos. Este período de confinamiento puede servir para enseñar a sus abuelos a utilizar las herramientas que desconocen. La lejanía de otros parientes y amigos puede ser el motivador que les hacía falta para dar ese paso. Esas horas vespertinas que ya no pueden aprovechar los jóvenes para ir al cine con amigos, y los viejos para visitar a algún amigo, son ahora espacios para acercar a las generaciones; para aprender unas de otras, para conocerse y comprenderse mejor.

El ideograma chino para ‘crisis’ se compone de dos: uno que significa ‘peligro’ y otro que significa ‘oportunidad’. Este periodo de encierro y distanciamiento social puede ser también, paradójicamente, uno de apertura y de integración. Cerrando la brecha tecnológica entre generaciones cerramos también la brecha social y nos enriquecemos todos.

23 vistas

¿Tienes alguna duda o comentario?

TELÉFONO: 

5687-0131

  • Facebook
  • Twitter

© 2020 Todos los Derechos Reservados a Mente En Forma